Consecuencias de tener un piercing en la lengua para tu salud bucodental
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de actualidad y ultima hora. Noticias locales y regionales en <strong>Ciempozuelos</strong> Ciempozuelos

Consecuencias de tener un piercing en la lengua para tu salud bucodental

Consecuencias de tener un piercing en la lengua para tu salud bucodental jueves, 6 de febrero de 2020

Si estás pensando en hacerte un piercing en la lengua, ya te habrás informado acerca de qué sitio es el mejor para este trabajo; las precauciones que debes tomar los primeros días, así como los consejos de higiene; y, cómo no, las ventajas en tu vida sexual.

Sin embargo, puede que no hayas reparado en las posibles consecuencias. Aunque no lo creas, son muchas las complicaciones que pueden surgir tras la colocación de un piercing en tu boca. Esto es lo que deberías saber:

Hemorragias
Una complicación común tras la perforación. Por la lengua transcurre una arteria, así como la vena lingual y sus respectivas ramificaciones.

Dolor e inflamación
El dolor e inflamación tras la perforación puede extenderse hasta cuatro y seis días después de la misma. Sin embargo, pueden prologarse hasta más allá de una semana.

Alteración de las papilas gustativas
Por la lengua transcurren principalmente tres nervios: el que regula la sensibilidad general, el de la movilidad y, el último, que regula el gusto que sentimos al comer. La perforación puede alternar el funcionamiento de alguno de ellos.

Este tipo de lesión es frecuente en los piercings dorsolaterales en la lengua.

Inflamación de las encías
Es una de las afecciones que más nos preocupa en nuestra Clínica Dental, pues es una de las más comunes tras la colocación de un piercing en la boca. La recesiones pueden llegar a tener una profundidad de entre 3 y 5 mm. Esto, a su vez, deriva en una pérdida de inserción que provoque el movimiento o la caída de alguna de las piezas dentales.

Aproximadamente el 50% de las personas con piercings bucales sufren de infección en las encías.

Fracturación dentaria
Mucho más frecuente de lo que pensamos, el contacto constante del piercing con los dientes provoca fracturas en los mismos. El roce con la joyería provoca la rotura de restauraciones y coronas o fundas.

Además, cuando se tiene un piercing en la boca es habitual "jugar con él", empujando el metal contra los dientes. Esto provoca habitualmente huecos dentales y desgaste.

Otras consecuencias importantes a tener en cuenta son la acumulación de sarro y placa dental, lo que puede ocasionar mal aliento; aparición de alergias y úlceras, dificultad para masticar y salivación excesiva. Y, por supuesto, la ingestión accidental del piercing, sobre todo al realizar deporte

 

PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
Condiciones de uso - Política de privacidad - Política de cookies